Diciembre del 2006


La triste despedida de la triste historia..

Publicado en El que suscribe.. el 31 de Diciembre, 2006, 19:59 por -SaLeM-

Me gustaría compartir con todos vosotros un mail que, después de mucho tiempo, volvió a hacerme llorar. Bien por mi pasado, o bien porque a esta persona en su día la amé (Y aún la sigo amando) y me destrozó tantísimo el corazón al enterarme de toda la verdad..

Todo lo que aquí se escribe es totalmente real, sin suprimir ni un apice de lo que escribí.

Prefiero llorar 10 días de pena a vivir toda mi vida como un ignorante..

Saludos M:

Ya sé quién eres. Te pedí que por favor te identificases y no lo hicíste alegando "anonimato en la red", cosa que entendí, pero que ofreciendo datos de mi tan.. "directos" no compartí, y por más que te lo decía, te hacías el "longui" y te subías por las ramas.

Claro que me acuerdo de Joaquina Santander, y de mi ex colegio Clemente Palencia, y de "aquella calle" que mencionas, sí, al igual que recuerdo la obra de teatro que viniste a ver en su día al pueblo aquel perdido de la mano de.. bueno, dejemoslo, de su santísimo alcalde. Sí, sí me acuerdo, sí.

¿Sabes..? Uno va creciendo, y va evolucionando, y quiere saber más y más, y sobre aquellos "maravillosos" años de su infancia, en los que (No te miento) te recuerdo como uno de mis mejores y entrañables amigos. Hasta hace muy poco hablaba con Álvaro y Pablo las hazañas que vivimos contigo, la de risas y carcajadas que nos arrancaste y la aún sonada frase del "N O, NO, jooooo!". Claro que me acuerdo, me acuerdo de tantas cosas..

Al averiguar sobre aquellos "maravillosos" años, empecé a hablar con mi madre sobre ti, sobre lo mucho que aparentáste querérnos y lo bien que lo pasábamos contigo. Me contó historias que, en un primer momento, me resultó imposible de creer, puesto que yo te creí otro tipo de persona por tal y como te portáste con nosotros. En un primer momento, de mi "feliz" infancia, no quise saber, porque al írme revelando datos se me iba encogiendo el estomago de una manera que no podrías llegar a imaginar, pero cuando uno se entera de la verdad.. aunque sea "la verdad de mi madre", es la unica que confío y la que tuve siempre, por mucho que me cueste creer.

Sinceramente M, no quiero entrar en detalles sobre aquella historia, y sobre lo que dijo mi madre cuando la dije "Mamá, ¿Sabes que me acaba de escribir M..?". Después de tanto tiempo desaparecido, sin dar señales de vida, ni nada más, no sé ahora qué es lo que quieres conseguir, de verdad.

Después de todo, no quiero entrar en guerras que no son mías (Refiriendome a lo que pasó en aquellos años con mi madre), pero entenderás, que para mi, mi madre lo es TODO ahora mismo y es un pilar fundamental en mi vida para seguir adelante. No quiero tener malos rollos con ella, al igual que no me gustaría tenérlos contigo, por ello que te pediría que seas "un poquito más sensible", de verdad, que sobre lo ocurrido aquellos años, creo que no tiene perdón.

Gracias, de corazón, de parte de mi hermano Jose Pablo, de mi tio Álvaro y de mi, por haber conseguido que al menos, durante un breve tiempo, hayamos sido felices y nos haya costado tanto separárnos de ti, porque, en realidad, te queríamos como al padre que nunca tuvimos, y que durante un tiempo limitado vimos en ti.. el padre que querré ser de mayor (En cuanto a mis hijos) el día que los tenga, hacérlos sonreir como solo TÚ lo has conseguido en esta vida.. pero al mismo tiempo, ser totalmente la cara opuesta de lo que fuiste con mi madre.. aplicando la ley del "Si quieres esto, pasa por aquí, y como no te quedan más cojones, ahora me aprovecharé". De verdad, gracias (Y con una lágrima en la mejilla te lo digo), GRACIAS por enseñarme aquello que me enseñáste y que aún conservo cuando te recuerdo.

Sin más, te pediría que por favor no contestases a este mail, que por favor borres mi dirección (Al igual que la de mi hermano si la tienes) y que te olvides (En parte) de que vivo, de que estoy aquí. Siempre te recordaré como una bellísima persona con nosotros (Porque lo fuiste), pero.. quizás ni persona por lo que un día hicíste con mi madre.

Muchísima suerte, porque (En parte) te la mereces..

Suprimí su nombre por motivos tanto legales como morales, ya que después de todo, a esta persona la guardo un cariño inmenso, por lo que supuso en su día para nosotros. Es una verdadera lástima que todo aquello acabase como acabó.. pero vaya.

Y después de mucho tiempo, arranqué a llorar por una persona que tenía por casi olvidada..

Soñando en voz alta..

Publicado en Confesiones el 5 de Diciembre, 2006, 19:17 por -SaLeM-

Hoy es otra de esas tantísimas noches que creo que te busco.. y hoy es otra de esas tantísimas noches que no te consigo encontrar.. quizás, porque sabes esconderte, o quizás, porque no exístes..

¿Y cuantas veces perdí el tiempo hablando solo, soñandote y deseandote mientras mi pecho se encogía con esas maneras que tiene la soledad de hacerlo..? Creo que si preguntase al viento cuantísimas veces lloré por tu ausencia, creo que me abriría con fuerza la ventana, para dejar entrar el aire y que me acaricie la cara como muestra de consuelo.. de ayuda por su parte, y como siempre.. me sentiría incompleto.. como aquel que sabe que lo tiene todo, pero le falta lo más esencial.. que puede vivir sobradamente, pero que le falta ese pedacito en su vida..

A veces añoro que unas finas manos de mujer me acaricien despacio la cara, y que -inevitablemente- pierdan sus manos en mi cabecita rapada, mientras me besan la mejilla.. o que por la parte masculina, encontrar a ese amigo que nunca tuve, para apoyar mi cabeza en su hombro y llorar sin que le de importancia a como dejaré su chaqueta con las lágrimas que derrame..

Es notable de que me siento más que solo.. me siento.. vacío muchas veces, porque tampoco sé como será tu cara.. o tus manos.. o tu voz..

Esta vez, daré paso al corazón, para que se pierda y disfrute de un juego que, por una vez, no lo haga daño, pero que sin olvidarse, no lastime a otros corazones. No lo dejaré entrar en juegos faciles de una noche o de sonrias que se pierden en la selva de la calle.. en los bancos de Recaredo los viernes por la noche o en palábras de quien confié mi amiga. Esta vez.. quizás no consiga lo que me propongo, pero.. al menos.. empezaré a aprender a vivir..

Y no existir, si no me miras tú..