Octubre del 2007


Háblame de ti..

Publicado en Relatos el 4 de Octubre, 2007, 23:12 por -SaLeM-

Cuéntame..

  ¿A qué sabe el dolor? Cuando miras a tu alrededor y te encuentras solo, desprotegido de todas aquellas personas “importantes” que un día embriagaban tu vida de felicidad y hoy la colman de ausencia..

  ¿De qué color es el odio? Si no haces más que basarte en segundas historias, en cuentos que no son verdad y que a todos aburren. Explícame el porqué de tus injusticias que al final siempre acaban mal..

  ¿Qué forma tienen las mentiras? Aquellas que un día usaste para salvar aquello que más querías y que poco a poco fuiste introduciendo en tu vida, y cuando quisiste cambiar ya se había acomodado..

 

  Y ahora dime.. 

  ¿Cómo fue tu batalla? Aquellas que librabas en pos de -tu- la verdad y de todas aquellas cosas que pudiste creer.. Armaduras y ejércitos viste armarse a tus pies para conseguir aquello que anhelabas.. 

  ¿Qué conseguiste? Buscabas tu felicidad aún a pesar de saber que causabas mal a tu alrededor, pero siempre miraste por ti, sin importarte más que lo que tenías frente tus ojos, y no frente a tus manos.. 

  Siembras miedo, o al menos eso nos hiciste creer.. Creíste controlar todo aquello que se movía a tu lado, sin saber que los demás andaban tras de ti, te apuñalaban, te escupían, y tú te seguías arrodillando y orándoles en sus templos. La realidad es muy distinta de lo que creías, de lo que jamás pudiste llegar a pensar -si alguna vez pensaste por ti mismo-.

  Hoy no eres más que una leve historia, que se va perdiendo en la historia, como antiguas batallas perdidas y que a nadie le convenían recordar. Empolvado morirás, como mueren los libros en las grandes estanterías de las bibliotecas, esperando a ser retirado.. para abandonar.

Historias de chimenea..

Publicado en General el 1 de Octubre, 2007, 0:15 por -SaLeM-

Una luz tenue iluminaba discretamente la habitación..

 

 Sentado sobre su vieja mecedora y fumando de su pipa favorita mientras el calor que producía el fuego de la vieja chimenea coloreaba sus mejillas y relajaba su cuerpo, era consciente que la vida no era igual desde aquellos acontecimientos, y empezó a recordar que podía vivir sin aquellas ataduras, lejos, muy lejos de allí. Creyó que la fantasía y el desvarío mental de aquellos que le acosaban podría finalmente sucumbir en su interior.. destrozarlo, como algunos desviados ansiaban.. pero no, finalmente no fue así.

 

  Aquella noche era fría. Los árboles hacían notar la fuerza del viento moviendo sus hojas y desprendiendo aquellas más débiles. Solo algunas gotas de lluvia hacían olvidarse de sus problemas, al caer sobre la ventana y marcar un surco por donde seguirían corriendo las demás gotas. Ya no se escuchaban a los cuervos, ni tampoco se distinguían los murciélagos con el movimiento de las hojas al moverse por el viento. Ya no..

 

  Caminó despacio hasta la estantería. Una estantería grande, con cuatro filas grandes y separadas, todas llenas de libros, álbumes de fotos y recuerdos de viajes pasados. Se quedó mirando un álbum.. Era grande y azul, con las pastas gruesas. Llevaba inscrito en su portada “Recuerdos de un pasado”. Volvió a la mecedora y retomó de nuevo la pipa. Mientras lo abría, venían a su cabeza imágenes de tiempos pasados, de aquellos en los que era feliz.. pero prosiguió y lo abrió. Dentro de el había una foto junto a un ser muy querido suyo. Estaban mirando a la foto de frente y cogidos de los hombros por las manos, mientras sonreían y mientras el levantaba una taza de té, y su acompañante tenía alzado el puño al viento.

 

  Después de un tiempo mirando la foto, decidió coger su viejo cuaderno de notas y su pluma de estilo grafo, un recuerdo de la universidad, y escribió..:

  No eres el centro del mundo, no pretendas llamar mi atención..
  ..no recoges más que lo que siembras, odio, rencor y frustración.

 

  No soy como tú quieres que sea, y no responderé a tus actos como tú quieres,

  ..no hace falta que me persigas allá donde voy, porque no me esconderé..

  ..soy una persona libre, sin ataduras, y no dependo de los actos de los demás para saciar mi odio.

  Ya no me causas mis particulares dolores de cabeza, me causas vergüenza ajena con tus actos..

  ..y no me influencian tus mentiras, tus odios y tus rencores.

 

  Entiendo que estés solo..

  ..pero yo no seré tu compañía..

 

  Una vez escrito esto, cogió un clip de la mesita y pilló la foto al papel. Mirando por la ventana y recordando sus infelicidades, fue cerrando los ojos y se fue quedando dormido.. En su mente solo había pensamientos fructíferos, sobre como hacer feliz a la persona que en su relación anterior no lo había sido gracias a la tiranía, la soberanía y el poco respeto de su anterior pareja. Recordó el momento de los monos en el zoo.. de los pandas.. de aquella comida en el parque escuchando al chico de rastas hacer música con su instrumento.. Y se quedó dormido.

 

  La vida es solo un cuento. Tú decides si las hadas o los trolls ocupan tu vida.. o son otros quienes deciden de hacer de hadas madrinas, o de trolls desquiciados..
                                                                Tim Burtom, director de cine.

 

*Nota personal:  Quizás en mi cuento habiten hadas con sonrisas de algodón de azúcar.. y por desgracia trolls incomprendidos rebosantes de llamar la atención y viendo como poco a poco se frustran sus sueños.. y solo se rodean de aquellos que están por conveniencia, egoísmo, y que tarde o temprano se irán..