Papel roto..

Publicado en Confesiones el 29 de Noviembre, 2008, 12:36 por -SaLeM-

  Tal vez fue un error no coger la hoja adecuada.. no tomamos los apuntes necesarios de todo.. y al final hubo que borrar intentando derramar las menos migajas..

 

  Comenzamos a escribir nuestra historia sobre un papel roto, casi sin pensar y a escondidas. Algunos renglones hubo que pegarlos con celo, puesto que los trozos fueron demasiado pequeños y tenían múltiples fisuras. Al final conseguimos consolidar una hoja rellena de tachones y parches.. Aquello parecía funcionar.

 

  El papel fue frágil y pronto comenzó a rasgarse. Comenzó a quebrarse por las esquinas y las partes más fundamentales no resistían el peso del bolígrafo por lo que acabaron cediendo.. Rápidamente pude conseguir parchearla de nuevo, para seguir pegando más trozos, y hacer de aquella hoja algo consolidado.. Y seguimos escribiendo.

 

  Al abrir la ventana vimos como el papel se te escapó de las manos, como volaba y no podías remediarlo.. Pero enseguida conseguí cerrarla y recuperarte aquellos trozos que ibas perdiendo poco a poco. Esta vez busqué una cinta especial para que no volvieran a separarse.. para que siempre estuvieran unidos.. El papel empezó a tomar su forma..

 

  Llegaron los primeros dibujos en sucio, los apuntes fuera de sitio y las dedicatorias. Empezó a tomar otro sentido y se vio de otra manera muy distinta.. tomaba una forma mágica.. Pero me descuidé de seguir escribiendo por falta de tiempo y atendiendo a mis problemas, no supe afrontar dos historias.. Cuando podía escribir, prefería borrar.. o seguir leyendo y pensar en hacerlo más tarde.. Hacía garabatos, círculos en sus esquinas, o dibujos sin sentido..

 

  Y lo que empezó siendo un pequeño papel garabateado que empezó siendo nada, al final se consolidó como una bonita historia.. Pero decidiste salir a una librería, a por otro papel para seguir escribiendo, y apareció otro escritor en la historia.. Casi sin darnos cuenta fuimos escribiendo cada día menos.. y ese escritor se fue haciendo hueco en la parte de tu papel.. Tanto hueco.. que al final, acabaste rompiendo el papel.. para escribir de nuevo tu historia.. con un guionista distinto.

 

  Ahora de nuevo salgo a buscar mis pinceles.. mis acuarelas y mi paleta de colores, para volver a ser tu pintor.. para intentar dibujarte de nuevo una sonrisa.. Recuperar mi caja de madera y mis lienzos que un día me regalaste.. Pero siento decirte que no los encuentro.. que no sé donde están.. Que quizás lo haya perdido.. o puede ser que no quiera volver a encontrarlo..

 

  Me haces falta.. eres parte de mi historia.. aún guardas mis sueños y mis desvelos.. eres aquel asteroide del que debo ser farolero.. y seguir encendiéndolo constantemente para que no se apague.. como en el cuento del Principito..

 

  Pero ya no estás.. Y yo.. no voy a salir a buscarte.. Cerraré la puerta, una vez más.