Julio del 2009


O quizás más tarde..

Publicado en El que suscribe.. el 13 de Julio, 2009, 16:40 por -SaLeM-

Igual es que aún no me acostumbré a esto.. o es que quiero seguir soñando sin limitaciones, sin miedo a tener que dar más explicaciones después de escribir.

 

  Sea como fuere.. voy a desaparecer. No quiero volver a dar pie a más errores, a más carreras después de pecar.. No.. Porque no nos lo merecemos ninguno, y menos ellos.. No es justo para ninguno de los dos.. Pero para ti tampoco.

 

  Hasta mi vuelta.


¿Necesitas algo mientras que no estoy..? Pues entonces ven.. acercate y dime.

Silenciando tus gritos..

Publicado en aLGuieN.. el 12 de Julio, 2009, 12:56 por -SaLeM-

 

..sí, tiempo.

 

  ..para que descubras de una vez que no soy como el príncipe azul de los cuentos ni las películas, ni el salvador de princesas escondidas por una malvada bruja (Pero de las que tienen verruga, sino, no vale..). Quizás me asemejo más al hombre del saco, pero sin finales felices ni padres que entran veloces al escuchar el grito desesperado desde una cama mojada. ¿O sí?

 

  ¿Qué esperas de alguien que tiene el corazón roto y calienta sábanas junto a unos pies fríos..? ¿Y quien aún sueña con un libro del que solo conoce la portada? Y si desaparece otra vez.. ¿Seguirás persiguiendo sueños rotos hasta el capítulo siguiente?

 

  Bien, pongamos las cosas en su sitio Jan Morrow.

 

  Tú no dejas de ser un libro con pastas de colores (El cual no alcanzo) con una historia aún desconocida para mi. Aún sigo soñado con ver sus páginas y conocer el final de su historia.. pero me conformo con leer el prologo. Muchas veces siento la necesidad de abrazar tus páginas y estudiarte verso a verso.. pero parece que la autora lo tiene aún sin publicar, o no quiere enseñarme los bocetos.

 

  Yo no soy más que un mentiroso -O eso decías por Abril-. Tengo el don de desaparecer siempre que me plazca y dejarlo todo patas arriba, revolver la realidad casi sin darme cuenta. Me voy sin despedir, de mala manera.. y vuelvo cuando me acuerdo para difuminarte tu realidad y aparecer en tus sueños.

 

  Si te hace falta, saco las alas de la lavadora y vuelo hasta tu ventana para que de una vez comprendas que soy de verdad. ¿Pero qué será de él? ¿Lo guardamos en el congelador por un fin de semana y hacemos como si nada?

 

  Hagamos una cosa; tú recoge tu habitación y pon todo en orden. Déjalo todo bien recogido, como si fuera domingo y tuvieras visita.. Y yo mientras buscaré a mi corazón. Prometo volver con ganas de quedarme.

 

  Hasta entonces.