Diciembre del 2011


Nuestra historia (Acto I)

Publicado en El que suscribe.. el 18 de Diciembre, 2011, 22:56 por -SaLeM-
  Porque sin darme cuenta las cosas han cambiado.. que estos días creí que todo estaba perdido..

  Me había ilusionado con una de esas chicas que aparecen porque sí, casi por casualidad. Sorprendentemente ella había pasado desapercibida para el resto para el mundo, pero no lo hicieron así sus labios del color de las cerezas conmigo.. Quizá ella aún no lo sepa, pero llevaba soñando con alguien así durante demasiado tiempo. Despertar a su lado cualquier mañana.. oler su pelo.. o recitarle al oído algunos versos.. Que no hay escalofrío que me recorra que no la pertenezca..

  Al verla al otro lado se me iluminaban los ojos, que aunque no fueran grandes tertulias ni debates demasiado efusivos, aquellos largos ratos sí eran suficientes para entender que su mirada perdida desprendía cierta magia, o tal vez era aquel panda con dioptrías que llevaba estampado en su camiseta.. El despertador ya me hacía llegar su nombre cada mañana.

  Cuando ganas esa ilusión ves a esa persona como la mejor del mundo, tal vez.. como si de repente bailaras ese tango perpetuo a solas con ella, como si todo lo demás no tuviera importancia. Nos habíamos conocido exactamente unas horas antes, en una ciudad ahogada por la niebla y una ciudad que temblaba con el frío que nos traían las montañas.. y podría jurar que ambos ansiábamos por buscar ese calor que nos diera el refugio necesario para pasar los últimos días del otoño, o para ir preparando el invierno.

  Aún sin conocerla, podría decir muchas cosas sobre ella, o incluso sin conocernos apenas, podría enumerar la cantidad de cosas que supongo de ella. Y aunque solo sea una idea que no le haya confesado todavía a nadie, tengo guardada una lista de cosas que hacer con ella si alguna vez estuviéramos juntos.. ¿Para qué perder tiempo pudiendo ganarlo a su lado?

  En la lista que encabezaba todas las demás, la más subjetiva de ellas, tengo apuntadas, de momento, 12.632 cosas sobre ella. No son cosas serias, pero sí son cosas que he visto de ella y he sentido. Conoce mi ‘poder mental’. Creo incluso que lleva escondida magia en los bolsillos y que su ‘idiota’ es suficiente para alegrarme el día. Sin dudarlo, a cada frase me demuestra que desconoce por completo las veces que alguien suspira por ella a lo largo del día.. ni siquiera debe imaginarlo. Tal vez será por ello que no la doy ninguna señal, porque sabe que en el fondo me aterroriza la idea de.. Pero en esa lista también tengo anotado que ella es una persona inteligente. Y para qué engañarnos.. una chica especial. Aún soy consciente que toda aquella gente especial es la que me ha hecho caer tantas veces, pero O. dice que ‘..quien no juega’.

  Sé que tiene un corazón noble, es algo de lo que me gustaría hablarla algún día.. Ya desde bien temprano tiene el poder de cambiarme de humor, y para qué negarlo.. Una de las cosas más bonitas en las que llego a pensar desde entonces. Ya no es por ella, sino, por lo que me hace sentir, y ella lo que no sabe es que me gusta que me hagan sentir especial, alguna vez..

  En mi lista de cosas por hacer también tengo demasiadas cosas, y quizá no debería contarlas aquí, porque de leerlas supongo que se enfadaría.. aunque también empiezo a dudarlo, porque desde que me gusta esta chica estoy de mejor humor, ¡¡Y soy feliz!! Y le transmito esa felicidad a la gente..Pero.. jamás creo que llegue a transmitírselas, puesto que tengo miedo a perderla por ello, y quizá sería más sencillo apagarla lentamente, hacerla creer que todo ha sido un sueño.

  Y ahora llega el momento..

  Bonito, pero a la vez atípico el texto, ¿Verdad? Desde hace algún tiempo nos debíamos palabras de optimismo, sin invierno de por medio. Ahora solo quiero encontrar el momento para encontrarme a solas con ella, armarme de valor, cogerla de las manos y decirla que..

  ..podría haber continuado de haber seguido con sus palabras, pero os haré esperar unos días más. Tanto, tal vez, como lo haga ella.

  ¿Queréis ser partícipes de ‘nuestra’ historia? Se admiten comentarios (:

Ya no quedan duendes..

Publicado en aLGuieN.. el 3 de Diciembre, 2011, 17:38 por -SaLeM-

  ..lo siento, sé que llego otra vez tarde a cenar.

  Estaba pensando en aquellos besos que cerraban penas, que endulzaban las cicatrices y le anunciaban a las hormigas que había esa vez buffet libre dentro de mí. Las caricias que se daban porque sí, espolvoreadas con una sonrisa, matizaban los aires de domingo cuando íbamos de la mano. A escondidas, tu blusa de abría para cerrar heridas, para dejarle paso al silencio que se hacía cuando nos besábamos, anunciando el fin de fiesta cuando me acariciabas la cabeza y me dormía escuchando los latidos de tu corazón.

  Hubo veces que la noche se puso en pie para mirarnos, cuando fantaseábamos con los aviones que nos cruzaban por encima y yo bailaba al son de tus cosquillas. Hicimos alguna vez de nuestro cuerpo una rosca y abrazados nos dimos miles de vueltas, que tu sonrisa siempre fue fiel espectador de mis historias. Acabé perdiendo la cuenta de la cantidad de besos que cabían en tu cuerpo, tú mientras tanto buscabas la llave que cerraba mis heridas..

  Llegó el sinsentido de tu marcha, que nos dejó a todos boquiabiertos y llenos de escombros por dentro. Jamás llegamos a entender los porqué.. El porqué tú, porqué en ese momento, porqué de esa manera, porqué.. de aquella manera tan injusta. Desde entonces pasé algún tiempo bajo el marco de la ventana escribiendo y arrugando después, acumulando sentimientos en la papelera. Te escribía a ti, me escribía a mi, escribía a todos aquellos a los que nos dejaste huérfanos, incluso este blog durante un tiempo se empapó de ti. Creo que jamás llegaste a leerlo.. ni tampoco leerás esto..

  Pasaron los años y llegaron los primeros silencios, el hartazgo de intentar saber de ti y no encontrar respuesta. Respondí cientos de veces que ‘estos, mis escritos, jamás van dirigidos a nadie’ a todos aquellos que los removía el interés –y los celos-. Te escribí una y otra vez, como aquella costumbre de introducir un pequeño texto dentro de una botella y lanzarla al mar, por si alguna vez te daba por pasar por aquí.. Llené bien la bañera, procuré tenerla al punto de espuma, rodeada de velas, y allí reposan desde entonces, esperándote..

  ..y desistí.

  Y entonces.. ¿Estará de nuevo engalanada la mesa para la ocasión? ¿Será rememorado aquel instante en el que pasamos directamente al postre..? ¿Sacarás aquel péndulo que, como tantos besos, te presté con la excusa de volver allí? De volver a ti..

  Solo espero, feliz mamá, que la vida te sonría, que hayas encontrado un beso en la frente al dormir y una mano caliente que te acaricie la cara cuando se cuele el sol por la ventana. Que le hayas recomendado a tu bebé aquella tienda en la que compraste tu sonrisa y te regalaron unos ojos a juego.. A pesar de todo, jamás olvidé tu 15 de Enero, ni aquel beso que me abrió las puertas de Diciembre.

  Hasta siempre, ‘duendecilla’.